CODIGO T.V, MITOS Y LEYENDAS, NOTICIAS, REPORTAJES, CHICAS, KINCUTY Y PAVOLO, POLITICA

lunes, 5 de febrero de 2018

Con Dios o con el Diablo


CODIGO 32: MI OPINION

Por Rey Arturo Taveras

En política no se puede estar con Dios y con el Diablo, al mismo tiempo, como ocurre en el municipio de Tamboril con el dirigente del PRM Julio César Rosario que se abraza con uno y con otros candidatos en una peligrosa orgía política de la que saldrá sin ''pito y sin  flauta''
Al final el pueblo desconfía de los dirigentes políticos que están en todas partes y no están en nada, llegando a dudar de ellos y de los proyectos que enarbolan.
Julio César no es como su padre don Julio Rosario, quien durante décadas ha sido un político firme en su partido PRSC, en las buenas y en las malas, pero su vástago es todo lo contrario, porque  en la mañana le confiesa lealtad al precandidato presidencial Luis Abinader  y en la tarde se declara un dirigente fiel y promete apoyo  al extremo al proyecto presidencial de Hipólito Mejia, en Tamboril, con cuyos dirigentes se reúne y planifica acciones que afectan de manera negativa al equipo municipal  que trabaja para Abinader. 

Empero, a pesar de vivir un romance político con los H20,  el talentoso y dinámico  joven  forma parte del equipo que dirige en proyecto presidencial de Luis Abinader en Tamboril, en el cual podría tener un futuro promisorio si trilla el camino real que manda el arte adecuado de la política 
  
Además de comprometerse con Hipólito y Abinader, el hijo del histórico y máximo líder reformista en Tamboril, se abraza y  le promete su  apoyo incondicional   a los aspirantes a la presidencia nacional del PRM, José Ignacio Paliza y Andrés Bautistas, con los cuales se ha reunido en Tamboril y Santiago.

Solo los empresarios, los narcotraficantes y las prostitutas tienen la libertad de estar con Dios y con el diablo, al mismo tiempo, abrazarse con unos y con otros, hacer orgías, pero siempre en secreto...En cambio el político tiene que ser como la mujer  cuando se casa por la iglesia  que jura fidelidad y amor eterno, en las buenas y en las malas y se mantiene firme en un matrimonio indisoluble, camina firme y soporta todas dificultades hasta superarlas

Asi como Dios es celoso de sus discípulos y los castiga cuando adoran a otros dioses como ocurrió con el pueblo de Israel en el desierto, de esa forma castigan los políticos a sus seguidores  que buscan maridaje múltiples y cómo las mujeres prostitutas hacen  orgias políticas, con el único resultado de prebendas personales.

En algún momento de la  vida casi  todos los humanos han estado en el medio de dos aguas y,  muchas veces, no se tiene el valor de definirse y según sus principios se debe adoptar una conducta coherente, con  afinidad por algo, pero no se puede adular y comprometerse con todos, porque al final lo considerarán un falso y no le tendrán confianza.
 Estar con Dios y con el diablo, describe y condena, la actitud de algunas personas que hacen un doble juego, que no evidencian una postura clara, que apuestan en varios lados para asegurarse una victoria, y en la política ocurre con frecuencia, pero con resultados adversos a lo esperado.





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios de los lectores no deben ser ofensivos a personas e instituciones,de lo contrario nos revervamos elderecho de su publicación o no