Donald Trump:
"Es hora de aislar al régimen de Kim. El hombre misil lleva a cabo una misión suicida para sí mismo y para su régimen. Si Washington se ve obligado a defenderse, no tendrá otra opción que la destrucción total de Corea del Norte".
Pionyang:
"Si EE.UU. decide comenzar 'una confrontación y una guerra' contra Corea del Norte, sufrirá un ataque nuclear horrible y una ruina miserable y final".
Ri Yong-ho, canciller:
Ri Yong-ho, ministro de Exteriores de Corea del Norte: "Si Trump pensaba que podía asustarnos con el sonido del ladrido de un perro, esto era un sueño de perro. Lo siento por sus asistentes".
Kim Jong-un:
"Trump es un perturbado mental. Debería ser prudente a la hora de elegir las palabras y ser considerado con las personas de las que habla. Un perro asustado ladra más fuerte".
Kim Jong-un:
"Trump no es apto para ejercer la prerrogativa del mando supremo de un país y, seguramente, es un canalla y un gánster a quien le gusta jugar con fuego, no un político. Pagará caro por amenazar con 'destruirnos por completo', la declaración de guerra más feroz de la historia".
Donald Trump:
"Kim Jong-un está obviamente loco. ¡Será puesto a prueba como nunca se ha visto!"

Donald Trump:
"Kim tiene realmente armas nucleares. Vamos a tener que hacer algo al respecto".
Pionyang:
"Si Washington nos ataca, nuestra reacción más dura contra EE.UU. y sus vasallos se hará de una manera tan despiadada que no permitirá que los agresores sobrevivan".
Mike Pence, vicepresidente:
"No pongan a prueba la determinación de nuestro Ejército. Venceríamos cualquier ataque y el uso de cualquier arma convencional o nuclear tendría una arrolladora y efectiva respuesta".
Donald Trump:
"Si EE.UU. ataca a Corea del Norte, será un día muy triste para Pionyang".
Choe Il, embajador en Londres
"Si EE.UU. se mueve un centímetro, entonces estamos listos para convertir en cenizas cualquier activo estratégico disponible de EE.UU.".
Pionyang:
"El día en que EE.UU. se atreva a provocar a nuestra nación con una barra nuclear y sanciones, el territorio estadounidense se verá sumido en un mar de fuego inimaginable".
Pionyang:
"EE.UU. sufrirá una derrota vergonzosa y su condena final si mantiene sus aventuras militares, sanciones y presión extremas. Aniquilaremos sin piedad a nuestros provocadores".