CODIGO T.V, MITOS Y LEYENDAS, NOTICIAS, REPORTAJES, CHICAS, KINCUTY Y PAVOLO, POLITICA

jueves, 3 de noviembre de 2016

Veterano articulista dominicano afirma que Trump ganará en Estados Unidos

CODIGO 32

Por Alfredo Freites
alfredofreitesc@gmail.com

Trump ganará en Estados Unidos

Algo bueno de la democracia es que se vacuna a sí misma. Cuando lo que va en contra de ella asoma fortaleza se quita la careta de imparcialidad y actúa. Toma partido por drástica que sea la medida. Antes que nada hay que entender que la democracia es la alta lucha de los intereses. No nos equivoquemos.


En política no hay enemigos ni aliados sino compañeros de ruta. Además los opuestos tienden a coincidir si los intereses de sus ríos confluyen. En la jungla de Washington se está viendo que WikiLeaks y el FBI se dan la mano para bajarle los humos a Hillary Clinton, mientras que los medios de comunicación y republicanos hacen una campaña de miedo contra  Donald Trump.  

En la lucha presidencial de los Estados Unidos se ha montado un tinglado de todos los medios contra Trump y esto porque el candidato empresario hizo su tarea para investigar y asumir la visión del público norteamericano.

 Esa es su fortaleza. Es ingenuo pensar que este ciudadano llegó hasta donde está empujado por el viento. No. Para nada. Fue escogido porque su óptica encaja. Es el personaje para el papel.

Trump es bocaza como lo fuera Barry Goldwater, quien no tenía tapujo en su republicano discurso. Fue candidato presidencial de ideas conservadoras, perdió frente al demócrata Lyndon Johnson, quien era sustentado tras bambalinas por Edgar Hoover. En esos tiempos el FBI se aliaba con la mafia para atajar a los Kennedy.

Trump y Clinton son las dos caras de la misma moneda. Aliados cuyas rutas se bifurcan. Ambos tienen una turbia hoja de servicios. Pero no hay trigo limpio en el granero político. Todo es cuestión de poder guardar bien lejos los trapos sucios.


Es difícil creer que una mujer, la esposa de un expresidente, pueda llegar al solio. También que haya tres victorias consecutivas de los demócratas. Los que hacen negocios con la política opuesto al clan Clinton-Obama no soportan  más tiempo fuera.  
En la lucha política hay que dejar de lado las simpatías. La realidad es tozuda. Trump ha dicho cosas que están más allá de la prudencia, se abre frentes por doquier, pero su popularidad sigue firme. Sus electores están cansados de tanto liberalismo. Los de arriba conectaron esas voces mudas con un  candidato que las hace discurso político funcional. Veo a Trump como el ganador sin fraude.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios de los lectores no deben ser ofensivos a personas e instituciones,de lo contrario nos revervamos elderecho de su publicación o no