CODIGO T.V, MITOS Y LEYENDAS, NOTICIAS, REPORTAJES, CHICAS, KINCUTY Y PAVOLO, POLITICA

viernes, 7 de octubre de 2016

Maleficio posa sobre Haití y lo convierte en infierno negro

CODIGO 32


Por Rey Arturo Taveras

Haití, el país más pobre del planeta, se ha convertido en un infierno como  un maleficio histórico que se ha posado sobre esa nación,  afectada por guerras, violencia interna, enfermedades, crisis económica, corrupción, terremotos y huracanes que como Mattew han dejado millares de muertos, huérfanos desamparados y destrucciones sin que nadie  reclame por ellos  ni quien reivindique sus muertes.
Pero a quien atribuirle esos muertos si  a Dios, a la naturaleza o a los políticos  que gobiernan ese país… ? De quienes son estos muertos… ?

[***Estos muertos son un paisaje pavoroso al cual quedan expuestas las deudas sociales y la inequidad. No son los muertos de la ira de Dios, son los muertos de los presuntuosos y los corruptos, son los muertos de las desigualdades, son los muertos de las postergaciones y el vil susurro del reptil de la injusticia, que palpita en el fondo del hombre y la mujer arrinconados en la miseria solemne de esta media isla. Son los muertos del robo descarado de la riqueza social, los muertos de la impunidad, son los muertos sobre los que se empina la adolorida memoria de las grandes pérdidas. Y son, además, la notificación del fracaso de la clase dirigente dominicana, que ha permitido la atrocidad de que sus gobernados vivan en la exclusión social absoluta como algo natural, y cuando ocurren desastres como éste culpan a Dios.
Éstos no son tus muertos, Señor, pero Tú los pusiste ante nuestros ojos consternados, sin el menor atisbo de ironía celestial, para que supiéramos que sin un destello de revelación no hay nada. Ninguno de estos muertos del agua estaba inscrito en un  presupuesto nacional. Ninguno contaba para ser pasajero de la esperanza. Ninguno era invitado en el dulce banquete de la abundancia del gobierno. No hay uno solo abrigado en el mundo maravilloso de los discursos del “primer mandatario”.
Únicamente tú los escogiste, Señor, para que todos veamos desplegada nuestra miseria verdadera, para que sintamos tu voz que tiembla debido a la rectitud de que se inviste, para que sepamos que si alguien trata de envolver la verdad, la verdad misma lo engulle en su negra garganta. Ahí hemos quedado, Señor, clavados frente a nuestra culpa, pasmados porque es como si de pronto nos descubriéramos desnudos, y nos lleváramos las manos a la cabeza. Todos estamos desnudos, avergonzados. Cada vez que un temporal nos azota, o cuando una desgracia “natural” nos embiste salen a relucir nuestras desnudeces. ¿No está Dios inscrito en las cosas, como decía San Juan de la Cruz, extasiado ante el amanecer? ***]     ANDRES L. MATEO: es escritor, poeta y profesor universitario. Reside en Santo Domingo.
Artículo de Opinión  ***Los muertos del agua***, Almomento,net, octubre 06, 2016
Haití no sale del infierno. El huracán Matthew y el reguero de destrucción y muerte que ha dejado a su paso es otra muestra de la vulnerabilidad extrema de un país que encadena catástrofes naturales —como el terremoto en 2010— y desastres políticos —lleva sin Gobierno desde febrero— que no hacen sino ahondar las desgracias de la nación más pobre de las Américas.

La dificultad para acceder a las zonas más golpeadas en el sur de Haití por el huracán hace que el recuento de daños y víctimas sea un baile constante. Pero las cifras que van surgiendo en base a las fuentes oficiales y los datos locales dejan claro que Haití volverá a necesitar de la ayuda internacional para superar este nuevo golpe.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios de los lectores no deben ser ofensivos a personas e instituciones,de lo contrario nos revervamos elderecho de su publicación o no