CODIGO T.V, MITOS Y LEYENDAS, NOTICIAS, REPORTAJES, CHICAS, KINCUTY Y PAVOLO, POLITICA

miércoles, 27 de julio de 2016

Familias pagan a hombres para iniciar sexualmente a sus niñas

CODIGO 32
En algunas áreas remotas del sur de Malawi, Africa, es tradición que las niñas tengan relaciones con un trabajador sexual de pago, conocido como "hiena", una vez alcanzada la pubertad.
Los ancianos de los pueblos no consideran el acto una violación, sino un ritual de "limpieza" que que se pone en practica después que las adolescentes tienen la primera menstruación.

El de "Hiena" es un título tradicional que en varias áreas remotas del sur de Malawi se otorga a un hombre al que la comunidad paga para que lleve a cabo rituales de "limpieza" sexual.
En varios distritos, a este rito suelen tener que someterse mujeres que quedaron viudas o aquellas que sufrieron un aborto.
Sin embargo,  en Nsanje, son las adolescentes quienes, después de haber tenido su primera menstruación, deben tener relaciones sexuales con la "hiena" durante tres días.
Y en caso de que se nieguen a someterse a ello, se cree que su familia, incluso el poblado entero, podría caer en desgracia.
A los hombres hienas de África les pagan entre US$4 y US$7 por sesión de purificacion sexual de adolescentes..
Las mujeres, en su cincuentena, son las custodias de las tradiciones de iniciación de su aldea.
Su tarea es organizar a las adolescentes en campamentos cada año e instruirlas en sus labores de esposas y en cómo satisfacer sexualmente al marido.
La "limpieza sexual" con la hiena es la etapa final del proceso.



Y son los padres de las niñas los que acceden voluntariamente a que sus hijas sean sometidas a la prueba, me cuentan las mujeres.
Es necesario "para evitar infecciones en la familia y en el resto de la comunidad", subrayan.
Las custodias aseguran que la hiena en cuestión se selecciona por su buena moral, y que por lo tanto no puede estar infectado con el VIH ni tener sida.
Pero dada la naturaleza de esta práctica, el riesgo de contagio del virus en la comunidad es evidente.
De acuerdo a Clause Boucher, un cura católico francés que lleva 50 años viviendo en Malawi y es un notable antropólogo, los rituales con hienas se remontan a siglos atrás.
Derivan de las creencias ancestrales sobre la necesidad de introducir a las niñas en la edad adulta por medio de un acto sexual, explica el experto.
En el pasado, cuando la niña no alcanzaba la pubertad hasta los 15 o 16 años, el ritual era llevado a cabo por un hombre al que la familia había seleccionado como futuro marido de ella, prosigue.
Pero hoy suele involucrar a un trabajador sexual, una hiena, y no es considerado nada vergonzoso, indica.
Boucher señala que en áreas del sur del país se resisten con tenacidad a los esfuerzos del gobierno y las organizaciones para terminar con esta"sexualización de las niñas".
Y se hace a pesar de 30 años de epidemia del sida.
Pero en otras zonas del país, sobre todo en los alrededores de la capital Lilongwe o en Blantyre, el centro financiero del país y la segunda ciudad más importante, la "limpieza sexual" es una costumbre prácticamente extinta.
En el distrito central de Malawi, en Dedza, sólo las mujeres viudas o las que se cree infértiles se someten al ritual de la hiena.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios de los lectores no deben ser ofensivos a personas e instituciones,de lo contrario nos revervamos elderecho de su publicación o no