CODIGO T.V, MITOS Y LEYENDAS, NOTICIAS, REPORTAJES, CHICAS, KINCUTY Y PAVOLO, POLITICA

viernes, 27 de marzo de 2015

Google paga 64 millones a su directora financiera

CODIGO 32
Ruth Porat, la mujer más poderosa de Wall Street como directiva de Morgan Stanely, llega para ahorrar costes a la tecnológica
Setenta millones de dólares (64 millones de euros) es la cifra que ha conseguido que Ruth Porat cambie de trabajo, de ciudad y de costa. Ese es el salario que Google le va a pagar por ser su nueva directora financiera. No es que el sueldo anterior de Porat, que hacía el mismo trabajo en el banco Morgan Stanley, fuera despreciable. Se desconoce aún la cifra que recibió por el año 2014, pero será más alta que la del 2013, cuando ganó once millones de euros.

Pero es que Ruth Porat era, hasta ahora, la mujer más poderosa de Wall Street, además de ser una de las mejor pagadas. Su traslado desde Nueva York a Palo Alto, California, donde está la sede de Google, es el mejor ejemplo de cómo están las cosas para los altos ejecutivos. La crisis financiera de los últimos años y el escrutinio constante sobre los salarios que se pagan en Wall Street ha hecho que los sueldazos de las compañías financieras sean superados por los de las empresas de tecnología que, de esta forma, están atrayendo a California a algunos de los pesos pesados de Nueva York.
Ruth Porat, que es inglesa de nacimiento, vivió, sin embargo, toda su juventud en Palo Alto, donde trabajaba su padre como físico. Además, estudió en la Universidad de Stanford, que también está en Palo Alto, por lo que siempre ha tenido relación con las compañías tecnológicas. Fue eso a lo que se dedicó durante mucho tiempo dentro de Morgan Stanley, hasta que la burbuja de estas compañías la obligó a reinventarse y comenzó su dedicación a la dirección financiera.
La nueva jefa de finanzas de Google tiene 58 años, está casada con un abogado y es madre de tres hijos. Además, Porat superó un cáncer de mama.
Como ocurre con los contratos de alta dirección, la nueva directora financiera de Google recibirá un salario anual que es solo una pequeñísima parte de su sueldo real: 650.000 dólares, el mismo que ganaba su antecesor en el cargo. Pero lo superará porque, a la firma del contrato, recibirá también un bono de 4,5 millones de euros que, igualmente, es otra pequeña parte de un total que se completa con un paquete de acciones por valor de 23 millones de euros que Google le dará dos días después de firmar y que ella podrá convertir completamente en dinero contante y sonante en dos años. Se suma otro paquete de acciones por valor de 36 millones de euros que recibirá a principios del año próximo y que podrá vender desde entonces hasta el año 2019.
Mejorar la competitividad
Un salario tan elevado, claro, tiene una razón: Google necesita una gran ayuda financiera. La compañía, que está compitiendo duramente con otras tecnológicas, necesita urgentemente ahorrar costes y la única forma que tiene para lograrlo es pagar menos impuestos. Y eso es precisamente de lo que se va a encargar Porat.
Hace dos años, la experta rechazó uno de los puestos económicos más importantes de Estados Unidos, el de vicesecretaria del Tesoro. Entonces, Obama pensaba nombrarla para ese cargo, pero antes de que se hiciera público ella misma se puso en contacto con la Casa Blanca para pedir que se retirara su nombre. La razón es que, ante la posibilidad de perderla, Morgan Stanley, mejoró considerablemente sus condiciones económicas. Esta vez no han podido retenerla, ya que por entonces no habían tenido que superar los 64 millones de euros que Google ha puesto sobre la mesa de su nueva directora financiera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios de los lectores no deben ser ofensivos a personas e instituciones,de lo contrario nos revervamos elderecho de su publicación o no