CODIGO T.V, MITOS Y LEYENDAS, NOTICIAS, REPORTAJES, CHICAS, KINCUTY Y PAVOLO, POLITICA

lunes, 11 de agosto de 2014

STAR CABLE: ¡¿EXCELENTE!?”

CODIGO 32
Por Eugenio Taveras

Mi servicio de cable  era de la compañía Star Cable, ellos están ubicados en la Ave. Estrella Sadhalá esquina Ave. 27 de Febrero, casi frente al Huacalito y para yo adquirir el servicio solo tuve que llamarlos y estuvieron dispuestos inmediatamente, ahora los llamé porque iba a retirar el servicio, pero me exigieron que yo fuera personalmente a las oficinas en la dirección descrita más arriba, y ¡asómbrense!:  para sacarle copia a mi cédula, entregarme un papel, sin sello y solo con el nombre manuscrito de Jazmin Perez (así sin tilde, en ninguno de los dos vocablos)  y otra palabra, también manuscrita que dice retiro. 
Rayos, hasta cuando es que van a creer los demás que los humanos somos títeres y que debemos hacer lo que digan sin darnos derecho a réplica y a defendernos.   Coño, esa vaina a mí me molesta y le voy a evitar un problema mayor porque hoy, precisamente, 04 de agosto de 2014, debo ir a Impuestos Internos y al Ministerio de Trabajo, pero no es posible que sean tan complacientes, como políticos en campaña, al momento de instalar el servicio y que yo tenga que ir hacia ellos para retirarlo.  Diablos, parece que muchas veces no saben cuando un ciudadano conoce sus derechos y los debe y puede reclamar.

No es que siempre viva peleando con todo y con todos, es que a la mayoría solo nos falta que nos digan bájese las pantalones y las faldas (quienes las usen, hombre o mujer) para hacer y deshacer con lo que nos pueda quedar virgen.

Lo más simpático de todo este desagradable chiste es que cuando quise declamar mi discurso acostumbrado para estos casos en que la impotencia circunda mi cerebro, callé, y la joven que me atendió, de nombre Jazmín Pérez, solo atinó a decirme:  “es política de la empresa, porque no pretenderá usted que yo fuera a su casa a buscar la copia de su cédula y llevarle la constancia del retiro; además, usted y nosotros debemos tener una prueba de dicha cancelación”. 

La miré, le dije gracias y buenas tardes, di media vuelta y me retiré, porque pensé decirle tantas cosas, que pensé en lo elocuente que es el silencio en lugar de la palabra. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios de los lectores no deben ser ofensivos a personas e instituciones,de lo contrario nos revervamos elderecho de su publicación o no