CODIGO T.V, MITOS Y LEYENDAS, NOTICIAS, REPORTAJES, CHICAS, KINCUTY Y PAVOLO, POLITICA

miércoles, 29 de enero de 2014

Presidente Danilo Medina dice la verdad a detractores de R. D

CODIGO 32

DANILO DICE LA VERDAD: Yo le quiero pedir señor Ralf que gobierne en su Pais y a la República Dominicana le permita que gobernemos nosotros.


El presidente Danilo Medina encaró firmemente en Cuba las acusaciones de racismo y discriminación que países de la Comunidad del Caribe (Caricom) hacen contra República Dominicana por la aplicación de la sentencia 168-13 del Tribunal Constitucional.

Al tomar participación en el foro de la II Cumbre de la Comunidad de Estados Centroamericanos y Caribeños (CELAC), luego de que el primer ministro de San Vicente y las Granadinas, Ralph Gonsalves, criticara duramente la sentencia en el foro, el jefe de Estado expresó de manera enérgica que para la República Dominicana es inaceptable que la acusen de violación a los derechos humanos y advirtió a Gonzalves que él ha ido demasiado lejos en sus pronunciamientos “manidos y repetitivos”, por lo que lo mandó a gobernar en su país.
“Yo le quiero pedir señor Ralf que gobierne en San Vicente y Granadinas y a la República Dominicana le permita que gobernemos nosotros. Nosotros no aceptamos de ninguna manera que usted quiera imponerse a la soberanía de un Estado democrático que tiene instituciones que respetar”, reclamó el mandatario al crítico principal del fallo del TC ante los representantes de los 33 estados de América Latina y el Caribe que participan en la Cumbre.
En tono desafiante afirmó que “yo no creo que el señor Gonzalves haya hecho por Haití lo que ha hecho República Dominicana, por tanto no aceptamos la acusación que nos quiere endilgar en este foro. RD ha sido el Estado más solidario con la República de Haití”.
Prosiguió su disertación en el foro y de manera categórica advirtió que no acepta que ningún país “ni chiquito ni grande, atente contra la soberanía de la República Dominicana”, al tiempo de exigir respeto para la nación a aquellos que disienten de las decisiones que tomen en territorio nacional.
“Nosotros somos un Estado soberano y no aceptamos que nadie, absolutamente nadie juegue con la soberanía de la República Dominicana, porque el día que yo tenga que declinar como Presidente de la República la situación de soberanía, entonces no merezco ser Presidente de mi país, por tales razones yo exijo respeto por la República Dominicana. El que tenga que disentir de nosotros tiene todo el derecho de hacerlo, pero que lo haga respetando nuestro derecho como nación independiente y soberana”, enfatizó el mandatario.
El presidente dominicano reiteró la apertura de la República Dominicana a recibir la colaboración de otros países en el proceso de diálogo que mantiene con la República de Haití, pero siempre, insistió, en el marco del debido respeto de nuestra soberanía nacional.
“Nuestro país ha dejado claro, desde el primer día, su total apertura a recibir el acompañamiento internacional en la puesta en marcha de este proceso y así lo estamos llevando a cabo. Sin embargo, debo señalar también que, como Estado libre y soberano que somos, no acepto que nadie, ni chiquito ni grande, atente contra nuestra soberanía nacional”.
A la República Dominicana se le respeta 
El gobernante dominicano afirmó que las decisiones en materia de regulación migratoria y documentación de la población en nuestro país, “corresponde única y exclusivamente a las instituciones competentes de la nación dominicana. Por tanto, solicito a aquellos que se pronuncien sobre este tema lo hagan respetando siempre los límites de nuestra soberanía”, precisó.
Danilo Medina fue enfático al asegurar que nuestro país no discrimina ni viola los derechos de los inmigrantes, sino todo lo contrario.
“De la misma forma, quiero dejar claro que, ni antes ni después de la aprobación de la Sentencia 168-13 del Tribunal Constitucional, nuestro gobierno ha incurrido ni incurrirá en prácticas discriminatorias, ni violaciones de derechos. Esto es una cuestión fundamental y de principios, para mí y para todo el gabinete, y no permitiremos que se ponga en entredicho. Por tanto, no vamos a aceptar que se levanten falsos testimonios que pongan en duda este particular”
En ese sentido, dijo que en República Dominicana, toda persona independientemente de su estatus migratorio regular o irregular, tiene el mismo acceso que cualquier nacional a la salud y la educación preuniversitaria públicas.
Los dominicanos somos el pueblo más solidario con los haitianos
En el caso de los haitianos, que son cerca de un millón en nuestro territorio, reveló que el 13% de los partos en hospitales públicos son de madres haitianas, lo que significa un gasto de más de más de 5 mil millones de pesos al año para el Estado dominicano.
Resaltó además que cerca de 51 mil haitianos estudian en la República Dominicana, 36 mil de los cuales, asisten a las escuelas nacionales sin requerirles ningún documento; 15 mil van a universidades dominicanas y muchos de ellos beneficiados con becas.
Recordó que después del terremoto de 2010 los puertos y carreteras dominicanas han servido para suplir a Haití de mercancías provenientes de otros países, sin costo alguno para Haití.
Danilo Medina citó los importantes avances que la República Dominicana está viviendo en el ámbito de la política migratoria y de documentación de todas las personas que habitan en territorio dominicano, ya que en pocos meses el país ha logrado un progreso sin precedentes.
Explicó que a pesar de que este proceso ha sido acelerado por las disposiciones de la sentencia 168-13 dada por el Tribunal Constitucional dominicano, su implementación está firmemente arraigada en el compromiso de la República Dominicana de avanzar en el reconocimiento de los derechos y la seguridad jurídica de todas las personas que habitan en territorio dominicano.
También en la necesidad de reforzar el orden en la frontera y tener un mejor control de los flujos migratorios.
República Dominicana tiene derecho a ordenar el flujo migratorio hacia su territorio
“Estamos, de hecho, ante la ocasión histórica de dotarnos de los mecanismos modernos y eficientes que necesitamos. Estos mecanismos, que muy pronto estarán en marcha, ampliarán y protegerán los derechos de todos y todas, dotándolos con una documentación acorde a su situación en nuestro país, ya sean dominicanos o de cualquier otra nacionalidad”, apuntó el gobernante.
“No me cabe duda de que todos coincidimos en que no hay que tenerle miedo al orden y a la coherencia”, precisó.
Danilo Medina saludó la disposición con la que Haití ha emprendido también el camino para la expedición de documentación a sus nacionales y agradeció a Venezuela su generoso acompañamiento.
Inclusivo y garantista de derechos
El presidente Danilo Medina fue enfático al afirmar que el país está llevando a cabo un proceso inclusivo y garantista los derechos humanos, como es práctica y política de su gobierno.
 “Quiero dejar claro que el proceso que hemos puesto en marcha es inclusivo y que absolutamente ningún caso existente se quedará fuera de él. Por supuesto, esto no será sencillo ni instantáneo, porque cada expediente llevará su procedimiento individual. Pueden estar seguros de que todo se conducirá con la mayor transparencia y de acuerdo a los estándares internacionales”, aseguró.
Diálogo entre buenos vecinos
Manifestó su satisfacción por las conversaciones iniciadas el pasado 7 de enero por la República Dominicana y la República de Haití, y que calificó como un diálogo entre buenos vecinos.
“No les quepa duda, lo que está teniendo lugar es un diálogo entre buenos vecinos, y el resultado final no será otra cosa que un avance de los derechos humanos y la institucionalidad en la región del Caribe”, aseveró.
Aseguró que pese a las dificultades iniciales, el debate respetuoso y abierto se ha impuesto entre los dos países, como la más firme garantía de que las soluciones que se produzcan encontrarán el entendimiento y la cooperación de nuestros vecinos más cercanos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios de los lectores no deben ser ofensivos a personas e instituciones,de lo contrario nos revervamos elderecho de su publicación o no