CODIGO T.V, MITOS Y LEYENDAS, NOTICIAS, REPORTAJES, CHICAS, KINCUTY Y PAVOLO, POLITICA

sábado, 6 de julio de 2013

Desaparecen objetos de la casa de Horacio, la cual se cae a pedazos


CODIGO 32
La estructura victoriana de la que fuera la residencia del expresidente de la República y de la compositora del himno a las madres, Horacio Vásquez y  Doña Trina Moya, luce en total abandono y los objetos  que allí habían desaparecieron como por arte de magia, sin que  las autoridades municipales hayan dado importancia a la problemática que padece esa reliquia historia que muere ante la mirada injusta de todos.

 TAMBORIL., REP. DOM.- El tiempo y la indolencia de las autoridades municipales amenazan  con borrar de la faz de la tierra una  de las mas importantes joyas arquitectónicas que haya edificado la mano del hombre en este municipio, la cual se cae a pedazos ante las narices de los residentes de este pueblo.

Se trata de la casa que fuera  refugio del amor y el solaz esparcimiento del ex presidente  dominicano Horacio Vásquez y  de la ex primera dama, compositora del himno a las madres,  Trina  Moya de Vásquez.

La casa de Horacio,  como le llaman los tamborileños, construida al estilo victoriano, en calle Real, número  97 de Tamboril, yace en este municipio sin  vida, atosigada, a punto de ser derribada por la polilla y  otras plagas que la ha hecho suya, bajo la complicidad  tiempo y del castigo de la sombra que la esconde de la mirada de las autoridades.

Con  más de 115 años de haberse construido, la casa donde vivieron los dos personajes de la historia política y social dominicana, esta a punto de caerle encima a la iglesia católica que la utiliza como escuela y las autoridades municipales que esperan volver a utilizarla como tema de campaña

A pesar de que en ella funciona una escuela laboral, de arte y costura, conocida como Corazón de Jesús, nadie echa una ojeada a su deterioro y muy pocas voces salen a su rescate.

Herman Rodríguez, nos relata que en la casa se conservaba la caja fuerte de Horacio, una bañera, su cama y otros objetos que han desaparecidos o lanzados a la basura por la ignorancia de personas que no saben de historia.

La edificación fue donada a la iglesia católica por Toñita Moya, hija de crianza de Horacio y su esposa Trina Moya, lo que no es un obstáculo para que la casa  sea un patrimonio cultural que debe ser preservado.

Con múltiples pasillos laterales, puertas inmensas y amplio patio la casa de Horacio era considerada un palacete en su época y en esta vivió la  pareja  los últimos años de su vida prácticamente exiliados por el gobierno de Trujillo.

La casa es un verdadero tesoro por la amplitud de sus espacios, su piso en madera, las reliquias que conserva en el interior como su cocina, los cuartos y el frente con  unos taburetes poco comunes en  la arquitectura de hoy.

Horacio Vásquez  vivió en esa casa rodeado de una pequeña escolta personal que le fue fiel hasta la muerte. Se escucha que Vázquez se mantuvo recluido tranquilamente en su casa de tamboril hasta su fallecimiento en 1936.

La escuela

Juana Pastora Henríquez, es la directora de la escuela laboral que  funciona en la casa donde vivió Vásquez, pero ella sólo dedica tiempo a la docencia, sin poder decidir nada sobre la casa y  tal vez sin percatarse que aquella esta es un patrimonio cultural que se encuentra abandonada, desamparada de toda autoridad que puede hacer algo por esta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios de los lectores no deben ser ofensivos a personas e instituciones,de lo contrario nos revervamos elderecho de su publicación o no