CODIGO T.V, MITOS Y LEYENDAS, NOTICIAS, REPORTAJES, CHICAS, KINCUTY Y PAVOLO, POLITICA

lunes, 6 de febrero de 2012

Alcalde de Tamboril recibe más aplausos que el presidente Leonel

CODIGO 32//MI OPINION
 Anyolino Germosen le robó el show al presidente Leonel Fernández, quien se lo gozó al escucharlo hablar, tumbó al director de Canca la Piedra, José Santana (Nenecito), al pronunciar un discurso que no le correspondía y quedó como un ídolo ante los damnificados de Carlos Díaz al ocupar un espacio ajeno y así llevarse los laureles con el trabajo realizado por el gobierno central…
 El alcalde de Tamboril es un zorro, un tipo sagaz, hábil, escurridizo, emotivo, frío, calculador, de pensamiento ágil,  poco intelectual, carismático y  a veces arrogante. Es un hombre de metas que  sabe lo que quiere y con agudeza elige los caminos menos espinosos para bordear los peligros que encierra la vida cuando se busca el  poder.

Desde niño Anyolino Germosén ha sido  intrépido y lo demostró al entrar al salvaje mundo  de la política, carrera que encaja con su personalidad y combina con el Leopardo que se oculta en su interior, el cual no ha podido ser dominado por el  yo social que exhibe al pueblo, con el que mantiene una lucha tan  feroz  que lo enrojece cuando la ira le hace hervir la sangre debajo de su piel.

Las cualidades  intrínsecas que exhibe su persona se han fortalecido con la experiencia lograda en su corta vida política y con los aprendizajes adquiridos al hacer suyo el libro ´´Las 48 Leyes del Poder´´,   del estadounidense Robert Greene, compendio de historia e instrucciones que convierte en lobo al mas dócil ser humano, por su contenido amoral, astuto y  despiadado.

Como en ese libro el ejecutivo municipal aprendió a llamar la atención a cualquier precio, trata de no perderse en lo claro ni pasar inadvertido en el  anonimato de la multitud o ser sepultado por el olvido. Por eso pone  toda su fuerza y su empeño en destacarse a como de lugar, en convertirse en un poderoso  imán que concentre la atención de los demás, mostrándose atractivo y sencillo, aunque su mundo interior sea otro.

Parece que con esfuerzos el zorro del alcalde ha logrado sujetar un poco al lobo que domina su yo interno y se presenta ante la sociedad en un hibrido de tigre, águila, hiena  y  león con rostro de  oveja, lo que le ha permitido meterse en un bolsillo, en poco tiempo, a la dirigencia local de los partidos Reformistas Social Cristiano (PRSC) y el de la Liberación Dominicana (PLD), en los cuales demuestra ser ley, batuta y constitución.

Con agudeza ha logrado escabullirse en el seno de la población, en las instituciones, en los grupos sociales, las iglesias, lo que le permitió convertirse en el ejecutivo municipal, por cuya posición sus actuaciones son  aplaudidas por amplios sectores de la sociedad tamborileña, sin reparos  ni explicaciones.

Como máxima autoridad municipal ha logrado penetrar como un  somnífero embriagante en la gente que lo ovaciona, tal como ocurrió en el acto de inauguración  de los apartamentos entregados a los damnificados de Carlos Díaz, el 2 de febrero, donde recibió más aplausos que el propio presidente Leonel Fernández, quien se lo gozó y no hizo caso a la sombra del personaje que lo cubrió, en ese momento.

Aunque plagado de gentilicios, ego, faltas gramaticales, el discurso del alcalde de Tamboril fue bueno por ser  sencillo, atrayente, motivador y contagioso, pronunciado con carisma y con un característico acento ciabeño que arrancó al público un rotundo y prolongado aplauso, superior al que recibió el jefe de Estado.

Empero, con su oratoria demuestra tener mucha prisa y sed de popularidad y por eso actúa como si estuviera en campaña para optar de nuevo, a destiempo, por el cargo de alcalde del municipio de Tamboril, o tal vez aspira a diputado.-

La ambición de Anyolino Germosén por atesorar popularidad es tan desmedida que  manipuló a la dirigencia del PLD para quitarle el turno al director distrital de Canca la Piedra , José Santana, de  hablar ante el presidente Fernández , en el referido acto de entrega de los apartamentos a los damnificados de Carlos Díaz. Era a Santana que le correspondia pronunciar el discurso que dijo Germosén, pero no ocurrió así porque la política es de zancadillas.

El ejecutivo municipal llegó temprano al evento y en el escenario  se movía  inquieto de un lado a otro,  saludaba con abrazos efusivos y exagerados a  empresarios y  funcionarios de la categoría de José Ramón Fadul, Alma Fernández, José Izquierdo, el presidente de  la Cámara de tiputados, Abel Martínez, entre otros, y así logró destacarse ante los presentes como un hombre que goza del aprecio palaciego.

Se notaba su prisa por quedar sentado próximo al mandatario y por eso abandonó su silla en varias ocasiones para sentarse de manera inconsciente  en otros asientos que no le correspondían y al final quedó a una distancia de dos asientos  del jefe de Estado.

REFLEXION

´´Nunca demuestre tener prisa, ya que el apuro delata una falta de control sobre el tiempo y sobre su propio accionar. Muéstrese siempre paciente, como si supiera que, con el tiempo, todos sus deseos se cumplirán. Conviértase en especialista en el arte de detectar el momento propicio para cada cosa. Descubra el espíritu de los tiempos actuales y las tendencias que lo llevarán al poder. Aprenda a mantenerse a la expectativa cuando el momento propicio no haya llegado, y a golpear con fuerza cuando la oportunidad le sea propicia.´´ Robert Greene, 48 Leyes del Poder

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios de los lectores no deben ser ofensivos a personas e instituciones,de lo contrario nos revervamos elderecho de su publicación o no