CODIGO T.V, MITOS Y LEYENDAS, NOTICIAS, REPORTAJES, CHICAS, KINCUTY Y PAVOLO, POLITICA

lunes, 23 de enero de 2012

Declaran improcedente demanda contra periodista y escritor Johan Rosario

CODIGO 32

En agosto del pasado año el presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, firmó un decreto de ley del Congreso que hace prácticamente inejecutables en su territorio las sentencias por difamación emitidas en otros países contra ciudadadanos estadounidenses. Se trata de la Ley de Expresión, The Speech Act.
SANTIAGO, REP. DOM.- Fue declarada improcedente e infundada la demanda judicial incoada por los abogados del vocero del cabildo de Tamboril, Nicolás Santos, contra el destacado periodista y escritor domínico-estadounidense, Johan Rosario.


Los juristas Víctor Céspedes Martínez y Eddy Veras, representantes de Rosario, afirmaron que la postulación judicial que por difamación e injuria hiciera el funcionario del cabildo de Tamboril y editor de revista “El Tamborileño” contra Rosario no procede porque el imputado tiene su domicilio en los Estados Unidos de Norte América, país del cual es ciudadano.

Los abogados indicaron, además, que Rosario debió ser citado en su dirección del Condado del Bronx, en el Estado de New York, donde tiene su domicilio, pero que la orden judicial fue entregada a una persona ajena al juicio en el municipio de Tamboril.


Otro argumento esgrimido por los abogados del autor de las obras ´Amores que matan´ y ´Restos de corazón´, es que el medio informativo mediante el cual se alega fue hecha la supuesta difamación contra el vocero del alcalde de Tamboril tiene su registro legal y jurisdicción en el Distrito Sur de New York, en Estados Unidos.

´´La demanda fue hecha ante los tribunales de República Dominicana, por una supuesta difamación e injuria, pero debió ventilarse en el Distrito Sur de Nueva York, ciudad donde tiene domicilio nuestro defendido y el medio informativo que dirige, La Hora Latina, por lo que consideramos improcedente que se hiciera en la ciudad de Santiago y estaremos sometiendo la nulidad total del proceso en virtud de que este tipo demandas debe formularse donde radica el demandado, no el demandante. Johan Rosario tiene 10 años fuera de Tamboril´´, explicó el licenciado Eddy Veras.

El periodista que afirma fue difamado es un dominicano radicado en el municipio de Tamboril, al que las leyes dominicanas y de Estados Unidos lo facultan para viajar a New York, a entablar cualquier demanda judicial que tenga competencia en esa nación, por lo que deberá reiniciar el proceso judicial entablado contra el destacado comunicador Johan Rosario.

Los propios abogados de Santos tienen como argumento los escritos que se hicieron en Facebook y en la revista La Hora Latina, ambos medios con registro y jurisdicción en los Estados Unidos.

Cabe destacar que en agosto del pasado año el presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, firmó un decreto de ley del Congreso que hace prácticamente inejecutables en su territorio las sentencias por difamación emitidas en otros países contra ciudadadanos estadounidenses. Se trata de la Ley de Expresión, The Speech Act.

Con esta legislación prácticamente se desconocen las sentencias por difamación emitidas en otros países, y que se pretenden ejecutar en Estados Unidos.

´Una demanda contra un medio o periodista que ejerza en territorio americano debe ser sometida en Estados Unidos´, explicó el abogado de origen judío George Baba al abundar sobre esta legislación.

Se trata de una ley en materia de seguridad nacional que protege la libertad de expresión y la facultad de las personas de exponer sus puntos de vista sin temor de sufrir represalias en el extranjero por ello.

La primera audiencia contra Johan Rosario fue fijada para tener efecto el pasado viernes 20 del mes en curso, en la Cuarta Sala de la Cámara Penal del Juzgado de Primera Instancia del Distrito Judicial de Santiago, pero la misma no fue realizada por la improcedencia del proceso en territorio dominicano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios de los lectores no deben ser ofensivos a personas e instituciones,de lo contrario nos revervamos elderecho de su publicación o no