CODIGO T.V, MITOS Y LEYENDAS, NOTICIAS, REPORTAJES, CHICAS, KINCUTY Y PAVOLO, POLITICA

lunes, 12 de diciembre de 2011

Una mujer desfigura a su marido de una paliza

  CODIGO 32// SUCESO 
Los agentes de la Policía Local de Palma han detenido a Marta Isabel V.C. y su marido por un delito de lesiones en el ámbito familiar. En este caso, la mayor parte de las heridas las recibió Cristóbal M.A., de 37 años, que tenía una hemorragia en el ojo izquierdo, así como varios cortes y arañazos en la cara. Además, también presentaba heridas en los brazos.

La gravedad de las heridas obligará al hombre a someterse a cirugía maxilofacial en el hospital palmesano de Son Espases. Por su parte, Marta Isabel V.C. Presentaba un pequeño corte en el labio superior. Ninguno de los dos presentó denuncia, por lo que los dos quedaron en libertad y regresaron a su domicilio. Cristóbal M.A. necesitó ser trasladado primero al hospital de Son Espases.
Marta Isabel V.C., de origen colombiano y 38 años de edad, llamó a la policía a las 7 de la tarde del 10 de diciembre. Entre lloros, explicó al agente de la sala del 092 que atendió el aviso, que su marido le había pegado.
El estado de nervios de la mujer preocupó a la mujer, que se presentó en la casa poco después. Les abrió la puerta, muy nerviosa, Marta Isabel V.C. La chaqueta de chándal que vestía la mujer estaba manchada de sangre. Los agentes se temieron lo peor y buscaron en el interior de la casa a Cristóbal M.A. Lo encontraron con el torso desnudo y doblado sobre el fregadero. El hombre, ebrio, no dejaba de repetir "ha sido por mi culpa, por mi culpa". Tenía la cara llena de sangre a causa de los cortes y los golpes recibidos.
La mujer, de complexión delgado y una altura aproximada de 1,40 metros, negó en todo momento que alguien más hubiese intervenido en la discusión. Los agentes decidieron detener al matrimonio puesto que ambos presentaban heridas, a pesar de la diferencia de gravedad de las mismas entre ambos.
Los funcionarios los trasladaron a la comisaría y tras cumplir con el procedimiento habitual en estos casos, tuvieron que dejarlos en libertad a los dos, porque ninguno presentó denuncia contra el otro.
El hombre precisó el traslado al hospital de Son Espases para que le examinasen las heridas. Allí, el médico le advirtió que tendría que volver para recibir cirugía maxilofacial por la gravedad de los golpes recibidos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios de los lectores no deben ser ofensivos a personas e instituciones,de lo contrario nos revervamos elderecho de su publicación o no