CODIGO T.V, MITOS Y LEYENDAS, NOTICIAS, REPORTAJES, CHICAS, KINCUTY Y PAVOLO, POLITICA

lunes, 14 de noviembre de 2011

El FALPO: Su brazo político y la lucha reivindicativa dominicana

CODIGO 32// POLITICA
POR ARTURO TAVERAS
SANTIAGO. REP. DOM.- El Frente Amplio de Lucha Popular (FALPO), fundado el 15 de febrero del 1985, ha experimentado una profunda metamorfosis que lo ha llevado a pasar de un grupo popular de lucha reivindicativa a un movimiento social que desarrolla en su cuerpo la combinación de dos brazos: Uno social y otro político, pero conservando sus  fuerzas subversivas para arrancarle al gobierno  derechos sociales del pueblo.
Así lo ha confirmado el vocero nacional de la entidad, Víctor Bretón, quien explicó que con el fin de luchar contra las  fuerzas  de poderes que gravitan en Republica Dominicana fue necesario que el FALPO procurara cambiar su imagen y sus métodos de lucha, por lo articularon un brazo político que ahora les permite participar las elecciones para escogeré las autoridades que dirigen el país.
Bretón ha expuesto que luego de consultas populares la dirigencia del FALPO decidió crear un Movimiento llamado ´´Renovador Dominicano´´, mediante el cual procura participar en las elecciones congresuales y municipales del 2010 y así lograr sus objetivos desde las esferas mismas del poder del Estado.
A su juicio ese grupo político no desvirtúa la lucha reivindicativa del FALPO, porque la entidad mantendrá articulados sus brazos social y político como el binomio que sustentará en el poder popular la democracia y la verdadera participación del pueblo en sus conquistas.
"Crecer para vencer, multiplicarse, echar raíces en la conciencia de los sectores populares, avanzar junto al pueblo a la toma del poder, son los elementos fundamentales por los que día a día trabajan las fuerzas revolucionarias dominicana." Explica Bretón cada vez que es cuestionado sobre la participación del FALPO en política. Ese es el discurso que ahora enarbola Víctor Bretón, Fidel Santana y los demás dirigentes del Frente Amplio de lucha Popular
Lo dicho por los dirigentes del FALPO ya comienza a notarse en el seno de la sociedad dominicana porque el ´´Movimiento Renovador Dominicana´´ ha iniciado su trabajo soterrado con la organización de actividades artísticas, operativos médicos y otras acciones sociales.
En tanto que su brazo derecho, el que organiza las luchas reivindicativas, sigue encabezando huelgas en su lucha contra la arrabalización de las ciudades, la ampliación de los cinturones de miseria, contra la carestía y deterioro de la calidad de vida de los pobres, siempre oponiéndose a la implementación de las políticas neoliberales fondomonetaristas.
Según Víctor Bretón,  el FALPO sigue en las calles reclamando un aumento salarial para todos los empleados públicos y privados y la rebaja de los artículos de primera necesidad, en solidaridad con la población desposeída que pide con toda la razón arreglo de calles, servicio de agua potable, suministro de energía eléctrica y solución al desemple
Los falpistas entienden que e  triunfo de un movimiento que cambie el sistema político dominicano está basado en el incumplimiento de las promesas que hacen los políticos tradicionales en campaña y en la incapacidad de los gobernantes para resolver los problemas de las grandes mayorías, así como el ahondamiento de las penurias que sufre el pueblo, fruto de la carestía, la crisis económica, junto a la iliquidez que presenta el Estado producto del gasto excesivo en campañas políticas.
Tanto Bretón como Santana consideran que los males citados restan toda autoridad moral a los actuales gobernantes y empujan a la población a un cambio social que tomará como base el poder popular representado en el Movimiento Renovador Dominicano.
El FALPO entiende que la población no puede quedarse de brazos cruzados ante el cuadro dramático que vive, por lo que se propone profundizar los niveles de organización popular para asumir e impulsar grandes jornadas de lucha.
Es por eso que el FALPO busca expandirse, creando células de esa agrupación popular en los pueblos donde no tiene presencia y que por lo pronto procurarán penetrar a por lo menos siete municipios, ha dicho Víctor Bretón.
ORIGENES DEL FALPO:
El Frente Amplio de Lucha Popular (FALPO) surge luego del estallido social de abril de 1984, durante el gobierno del presidente Salvador Jorge Blanco, al que le sucedió un acalorado debate sobre la situación del país y el significado de la irrupción de las masas.
En ese entonces algunas agrupaciones de izquierda interpretaron los hechos como una señal de “revolución inminente”, pero otros señalaron que era una “situación pre revolucionaria” y orientaron sus pasos tácticos inmediatos hacia las insurreccionales.
 Otras corrientes del debate cuestionaron la actuación de la mayor parte de la izquierda, cuya acción fue la inoperancia y la impotencia ante el estallido social, pero la izquierdista de menor significación orgánica y política en aquella coyuntura asumió una postura autocrítica en relación a la incapacidad de las fuerzas para potencial el descontento popular y transformarlo en opción política.
Por eso se plantearon que aquel era un “momento para acumular fuerzas, darle fortaleza a la lucha popular, ir preparando los eslabones superiores del combate, sacudir y depurar la izquierda y crear una instancia política con don de mando y vocación de poder” (Táctica del MPD).
En ese momento, segmentos significativos de la izquierda arribaron a la conclusión de que bajo unas circunstancias en las que el proletariado era numéricamente minoritario, políticamente pobre y dividido y socialmente alienado, los revolucionarios debían buscar la tormenta social, en el barrio pobre y la comunidad campes.
 De ahí surgió la necesidad de crear una nueva política de inserción en las masas que debía tener como objetivo fundamental organizar y coordinar la lucha del pueblo (obreros, campesinos, desempleados, estudiantes, profesionales, amas de casa, etc.) para volcarlo a las calles a ganarse un espacio en la lucha por las reformas económicas y sociales y el desenmascaramiento del gobierno de turno.
En este sentido surge como necesidad la conformación de un instrumento de lucha, capaz de impulsar las reivindicaciones social en los sectores populares.
Ese movimiento se fraguó en base a un frente amplio de lucha popular, con lo que el objetivo estratégico de segundo momento terminó convertido en denominación de la instancia popular que finalmente fue estructurada en febrero del 1985.
Por consenso se visualizó la necesidad de construir una organización nacional con la misión de dotar de una dirección al emergente movimiento social que cobraba cuerpo en barriadas y comunidades en toda la geografía nacional. Surge, entonces, el Frente Amplio de Lucha Popular (FALPO)
OBJETIVOS PROPUESTOS:
La consecución de tierra para los campesinos, insumos agrícolas a precios asequibles, créditos a bajos intereses, construcción de carreteras, escuelas, clínicas rurales, centros recreativos, construcción y pavimentación de las calles, mejora de los servicios de agua, luz, educación, deportes; rebaja del alto costo de la vida, reajuste de los salarios.
Ampliar los espacios para ejercer el derecho a la protesta, no pagar la deuda externa y enfrentar los planes de convertir la deuda en inversiones, anular por medio a la movilización los acuerdos con el FMI, oponerse a la privatización de las empresas estatales. Así mismo, luchar contra la deforestación, la contaminación ambiental y los daños ecológicos a la flora y la fauna.
APORTES A LA ARTICULACIÓN POPULAR DE LA LUCHA
En sus 20 años de existencia, los dirigentes del FALPO entienden que esa organización ha logrado insertarse en muchos barrios y comunidades urbanas del país.
Su dinámica se ha circunscrito a la organización de las comunidades para la lucha por reivindicaciones locales, aunque coyunturalmente se ha vinculado a movimientos de protestas nacionales que levantan demandas más generales y , por tanto, menos medible en su consecucion.
Una de las características del FALPO  ha sido incentivar las luchas sociales y su carácter de firmeza y alto nivel ético de sus dirigentes en el sentido de no negociar sus principios por prebendas grupales.
Se destaca la mayor capacidad de protestas locales, teniendo momentos en que comunidades como Salcedo, Licey al Medio, Navarrete, etc., han sido paralizadas, incluso, durante una semana completa.
Se considera como un importante aporte la metodología de trabajo horizontal, el cara a cara con la gente, la labor cultural y educativa. Ha impuesto un método de negociación con las instancias gubernamentales basada en el reclamo de que los funcionarios gubernamentales se reúnan con las comunidades y hagan acuerdos con la comunidad, no con la organización.
PERSPECTIVAS ACTUAL
El FALPO ha alcanzado niveles significativos de organización en diversos pueblos y regiones del país, entre los que cita el Distrito Nacional, Santiago, San Francisco de Macorís, Barahona, Azua, Higuey, San Pedro de Macorís, Nagua, San Cristóbal, Navarrete, Moca, Licey, Salcedo, Tenares, Fantino, Castillo, Bonao, Neiba, Los Rios, entre otros.
Esta entidad ha logrado posicionarse en amplios segmentos de la población como una entidad seria, comprometida con los mejores intereses del país. Coordinar con otras entidades populares y comunitarias con el propósito de constituir un referente social creíble y confiable que sirva de interlocutor de las grandes tareas sociales, reivindicativas y movilizativas por un país en donde la gente viva con dignidad.
Sus esfuerzos están concentrados en la definición de un conjunto de propuestas para el desarrollo de una estrategia de desarrollo local que será levantada en cada comunidad, con el fin de configurar alianzas sociales y políticas que permitan la conformación futura de propuestas de gobiernos locales desde las bases de las comunida
También se concentra en retomar los reclamos pendientes que fueron levantados por el movimiento social durante los gobiernos anteriores y que no han tenido respuestas efectivas como son: la lucha contra la corrupción, la mejoría de los servicios y rebaja de sus costos, la rebaja del costo de la vida y los combustibles, el aumento salarial, entre otros.
LOS MARTIRES:
En sus 20 años de lucha, el FALPO ha puesto su costo humano con la caída de jóvenes que han sido víctima de la represión policial, con un saldo de muertos, heridos, golpeados y apresados entre su militancia.
El 28 de septiembre del 1990, durante el desarrollo de una huelga general contra el fraude balaguerista, fue asesinado Jesús Rafael Diplán Martínez, oriundo de Licey al Medio, uno de los dirigentes fundadores del Falpo y un destacado dirigente en la zona del Cibao Central.
Poco tiempo después sería asesinado el compañero Rafael Almanzar (Burrulote), en la ciudad de Salcedo. En el 1998 fue asesinado el joven Yunior Espinal, activista de base en Navarrete.
En el año 1999 también cae asesinado Ramón Antonio Camilo (El Rubio), ultimado en Salcedo. En enero del 2002 es baleado el dirigente popular Osvaldo Torres, en la comunidad de Navarrete, muriendo el 8 de febrero de ese mismo año, luego de un mes de agonía. Algunos meses más tarde cae asesinado el compañero Gabriel, también en Navarrete.
Muchos dirigentes del Falpo son mártires vivientes por el cúmulo de sufrimientos que han tenido que soportar de manos de las fuerzas represivas.
Son diversos los testimonios de jóvenes de esa organización que han sido heridos de bala, mayormente después de ser detenidos y esposados, con el propósito de lesionarlos permanentemente para que abandonen la lucha, encontrando como respuesta la firmeza en los propósitos y en los postulados de una organización que surgió para acompañar al pueblo en su lucha hasta la victoria

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios de los lectores no deben ser ofensivos a personas e instituciones,de lo contrario nos revervamos elderecho de su publicación o no