CODIGO T.V, MITOS Y LEYENDAS, NOTICIAS, REPORTAJES, CHICAS, KINCUTY Y PAVOLO, POLITICA

lunes, 1 de agosto de 2011

Obama, el acuerdo posible


El Presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, anunció anoche el acuerdo negociado entre demócratas y republicados sobre el techo de la deuda. “Este no es el acuerdo que  habría preferido”, expresó el mandatario. Ya no habrá moratoria, objetivo básico buscado.
El Presidente de Estados Unidos, Barack Obama,
anunció anoche que los líderes del Congreso y la Casa Blanca han llegado a un acuerdo para elevar el techo de la deuda y evitar así que el país entre en suspensión de pagos el 2 de agosto.   El plan, que debe ser votado en ambas cámaras del Congreso, fue considerado por la Casa Blanca "un triunfo para la economía y la disciplina presupuestaria", y no está desprovisto de elementos polémicos, como el primer gran recorte al presupuesto de Defensa desde los años 90.   A continuación se detallan los elementos principales del plan:   1) Elevación del techo de la deuda:      - El presidente autoriza al Congreso a elevar el techo de la deuda por un valor mínimo de 2,1 billones de dólares.   Esto garantiza que el límite no deberá alzarse de nuevo hasta 2013, para evitar nuevas luchas bipartidistas en el tramo final de la campaña electoral y no perjudicar la recuperación económica. Al menos 2,5 billones de dólares durante los próximos 10 años.        - El acuerdo impone inmediatamente un recorte del déficit por valor de 1 billón de dólares.
WASHINGTON. AP. Poniendo fin a un peligroso estancamiento, el presidente Barack Obama y los líderes del Congreso anunciaron la noche de ayer un acuerdo para evitar la primera suspensión de pagos en la historia del país.
El acuerdo recortará mas de dos billones de dólares del gasto federal a lo largo de la década.   El dramático acuerdo, alcanzado mientras se acercaba la fecha límite del martes, “nos permitirá evitar el incumplimiento y acabar con la crisis que Washington le impuso al resto de Estados Unidos”, dijo Obama.
  La suspensión de pagos “habría tenido un efecto devastador en nuestra economía”, dijo el presidente en la Casa Blanca, al transmitir la noticia al país y a los mercados financieros de todo el mundo.
 El mandatario expresó su agradecimiento a los líderes de ambos partidos.   El presidente de la Cámara de Representantes John Boehner llamó a Obama por teléfono en la tarde para decirle que se había alcanzado un acuerdo, dijeron funcionarios.   No se esperan votaciones sobre la medida en ninguna de las cámaras del Congreso sino hasta el lunes, en el mejor de los casos, a fin de darle a los demás legisladores tiempo para revisar el paquete.   Pero los líderes de ambas bancadas ya comenzaban a trabajar para asegurar suficientes votos.
   En una conferencia telefónica con sus copartidarios, Boehner dijo que el acuerdo “no es el mejor pacto del mundo, pero muestra lo mucho que hemos cambiado los términos del debate en esta ciudad”   Obama subrayó ese punto. Dijo que, si se aprueba, el acuerdo reducirá el gasto del gobierno “a su nivel más bajo desde que Dwight Eisenhower era presidente” hace más de medio siglo.   El líder demócrata en el Senado Harry Reid fue el primero en anunciar el acuerdo.   “A veces parece que nuestros dos lados están en desacuerdo casi en todo”, dijo. “Pero a fin de cuentas, personas razonables pudieron ponerse de acuerdo en esto: Estados Unidos no puede arriesgarse a suspender pagos de nuestra deuda, arriesgarse a un colapso financiero y a una depresión mundial”.   En sus declaraciones, Obama dijo que no habrá recortes iniciales a programas de beneficios como Seguridad Social y Medicare. Pero agregó que ambos podrían estar sobre la mesa junto con cambios en la ley fiscal como parte de futuros recortes.   Esa era una referencia a un comité especial conjunto de legisladores que se establecerá para recomendar una segunda ronda de reducciones del déficit, que será votada por el Congreso antes de fin de año como parte de un acuerdo para elevar el límite de la deuda una vez más. Se espera que esa medida sea necesaria a principios del próximo año.   Dependiendo de la aprobación final, el acuerdo marca un alcance dramático a través de las líneas de los partidos, que se desgastaron durante más de seis meses y varias rondas de negociación, intercaladas con períodos de intenso sectarismo.   Un punto final de preocupación eran los posibles recortes en el presupuesto de defensa de la nación en los próximos dos años.
  Mercados esperan desenlace
Los inversionistas de todo el mundo expresaron menos nerviosismo el ayer por la noche después del anuncio del presidente  Obama de que se había llegado a un acuerdo para elevar el límite de endeudamiento del gobierno federal y evitar un posible incumplimiento en los pagos de la deuda de Estados Unidos.   El índice Nikkei del Japón fue el primer mercado en abrir su actividad bursátil a las 8 de la noche del domingo, hora del Este. Después del discurso del presidente Obama, el Nikkei subió 1,7%.   Asimismo existe evidencia de que los inversionistas creen que el acuerdo anunciado por Obama tiene probabilidades de ser aprobado en el Congreso.   Poco después del anuncio del acuerdo que aumenta el límite de la deuda y reduce el gasto en por lo menos 1 billón de dólares dentro de la próxima década, los contratos a término del índice Dow subieron 182 puntos, equivalentes al 1,5%. Los contratos a término del índice más amplio S&P 500 subieron 1,6%. Cuando se produce un alza en los contratos a término por computadora, las acciones por lo general suben cuando el mercado abre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios de los lectores no deben ser ofensivos a personas e instituciones,de lo contrario nos revervamos elderecho de su publicación o no