CODIGO T.V, MITOS Y LEYENDAS, NOTICIAS, REPORTAJES, CHICAS, KINCUTY Y PAVOLO, POLITICA

miércoles, 13 de octubre de 2010

Encierra extrañeza visita de sopetón del alcalde de Tamboril a comunicador

CODIGO 32

Mis informes, establecen que La sed, fue la perfecta excusa para que el síndico Anyolino Germosen se acercara a  José Luís Deschamps, a quien le compró una botella de agua por diez pesos. Esta visita es positiva y, puede entenderse como un primer paso de entendimiento entre el jefe del pueblo y los comunicadores que entienden que se debe trabajar por un mejor Tamboril.
 POR RAMON MARTINEZ


José Luís Deschamps tiene  los sábados en el canal 6 de Tamboril, uno de los programas con más audiencia que registra esa empresa televisiva.

Desde que produce y conduce "Ahora Deschamps", José Luis  ha estado al servicio de los mejores intereses del municipio y defiende las buenas acciones de las autoridades, políticos, empresarios e instituciones.

Sin embargo, el comunicador Deschmps, hombre de de rostro duro y palabras firmes,  critica los   proyectos o ejecutorias que no se han hecho en el municipio y  que van en beneficio de todos los tamborileños,  sin banderías políticas.-

Pese que no tiene vacas sagradas para emitir sus críticas u opinar de un tema social, político o económico en múltiples ocasiones a Deschmps  han querido ubicar en una parcela partidaria-.

La mayoría -por no decir todos- de los que terciaron en las pasadas elecciones congresuales y municipales se ensañaron contra su persona , porque vía su programa cuestionaba las ofertas de campañas que enarbolaban los reeleccionistas y los que donaban todo por llegar al cabildo de Tamboril.

A los que trataban de quedarse en el poder municipal le enrostraba que estaban prometiendo lo que pudieron hacer en el ejercicio de sus funciones.

A los que estaban luchando por ganar le criticaba que prometían proyectos que eran quimeras o que estaba  por encima de la capacidad de los recursos que llegan a Tamboril.

Deschamps, ha tratado -sin buscar nada personal-  de ser la voz de las comunidades  que "no tienen voz" y que son sólo utilizadas en elecciones por aquellos que sólo quieren llegar al poder municipal.

Contrario a otros, este hombre que muchos no lo soportan y - que no esta libre de ser objeto de una trama  tanto verbal como física-  ha ido jugando su rol y sin recibir nada a cambio atacó con dureza la gestión que encabezó Francisco Álvarez, Juanbo.

Como en el otrora en este momento, sectores de la sombra y partiendo de lo que se escucha desde el área del oficialismo,  diversas voces al servicio de la actual administración incluyendo algunos que participan en ciertos programas,  y amigos  del sindico han pretendido sacar  de circulación la figura de José Luís Deschamps.

Esto se observa, porque José Luís Deschamps,  con responsabilidad y sin tener nada personal contra las actuales  autoridades ha estado jugando su papel de comunicador que desea que Tamboril este más hermoso y se desarrolle en paz.

Sin embargo, en el segundo domingo de octubre ocurrió algo extraño. Pasada  las tres de la tarde el síndico de la  Pajiza Aldea, acompañado de su seguridad personal y del presidente del Comité de Fiestas Patronales visitó el negocio de José Luís, quien ese día estaba solo, como lo está al no tener empleados.

Los informes recibidos por este comunicador, sostienen que la sed, fue la perfecta excusa para que el síndico Anyolino Germosén se acercara a José Luís Deschamps, a quien le compró una botella de agua de diez pesos.

La visita de Germosén y de Juan de la Cruz, al negocio de Deschamps fue breve; sin embargo - de acuerdos  a los informes-  hubo espacio para  un " cordial saludo" y "ciertas remembranzas", pero no hubo un tema que a tratar que pudiera exhibirse como el motivo de la visita.

Se recuerda que en una ocasión el actual  ejecutivo municipal  le dijo a Deschamps  "qué tengo yo que hacer para que  seamos amigos’’ y el comunicador en ese momento le dijo "que no era su enemigo ni  tenía nada personal en su contra".

Como es normal,  quizás  la visita del alcalde precisamente la hora y el día escogido alertó y creó  interrogantes o  preocupaciones  a  Deschamps, aunque en el momento de la visita no dejó entrever eso.

Sin duda, puede resultar extraño que Anyolino Germosén  y Juan de la Cruz, penetraran al negocio de Deschamps, mientras la seguridad del síndico se quedaba afuera.

No obstante,  y, aunque  Anyolino Germosen dijo que enfrentará  a sus críticos,  esta visita es una buena señal de  que todavía hay espacio para que el ejecutivo municipal  tienda un  "ramo de olivo" a los que sin razón ha llamado  comunicadores opositores.

 
Esta fugaz visita es positiva. Ojalá pueda repetirse y con ella zanjar diferencias que no convenien a Tamboril, a la paz, y a la sana convivencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios de los lectores no deben ser ofensivos a personas e instituciones,de lo contrario nos revervamos elderecho de su publicación o no