CODIGO T.V, MITOS Y LEYENDAS, NOTICIAS, REPORTAJES, CHICAS, KINCUTY Y PAVOLO, POLITICA

lunes, 25 de octubre de 2010

Canca la Piedra recibe ambulancia donada por la villa de Haverstraw

CODIGO 32
 TAMBORIL, SANTIAGO.-En un gesto de solidaridad y hermandad, la comunidad de la Villa de Haverstaw, en  Nueva York, Estados Unidos,  donó una ambulancia a Canca la Piedra, la cual fue gestionada por la iglesia católica para atender las emergencias de salud que se produzcan en el municipio y el distrito municipal. 
La ambulancia fue entregada a  la jerarquía católica  local por una comisión de dominicanos residentes en Haverstaws, pero a su vez la iglesia puso el vehículo bajo el cuidado de las autoridades edilicias del distrito para ser administrada por la comisión de Salud del cabildo.

En el  acto de entrega de la ambulancia, realizado en el local de la junta distrital,  fueron reconocidos como  huéspedes distinguidos de Canca la Piedra los integrantes de un nutrido grupo de personas que, en Haverstraw, hicieron los contactos para lograr tan importante donativo y luego trabajaron para alcanzar los tramites de su traslado al país.

Tanto el recibimiento del obsequio como el  reconocimiento a quienes lo gestionaron fueron  aplaudidos con júbilo por la comunidad de Canca la Piedra que se dio cita a tan importante evento, efectuado el pasado sábado.

A nombre de la parroquia San Isidro y de la Arquidiócesis de Santiago  habló el sacerdote César Filpo, quien  explicó los pasos que se dieron para lograr la donación de la ambulancia y tras destacar la importancia que tiene la misma para la comunidad advirtió  que el servicio que ofrecerá no debe ser politizado.

El  religioso también advirtió que el aparato,  hospital móvil de emergencia,  es propiedad de la Parroquia San Isidro y que el cabildo de Canca sólo la administrará, bajo la supervisión de la  comunidad religiosas que velará para que la misma sea utilizada para salvar vida, en caso de contingencias por accidente o alguna catástrofes.

En tanto que el director de la Junta Distrital,  José Santana  (Nenecito),  prometió al sacerdote y a la comunidad de Canca la Piedra que el servicio del vehículo no será politizado y será  manejado por chóferes que estén libres de todos vicios y malas conductas para lo que deberán hacerse pruebas de antidoping y presentar actas policiales y de la fiscalia que certifiquen que son personas honradas.

En nombre de la comunidad de Havertraws  habló el vice cónsul dominicano en Grecia, un tamborileño  residente en la referida villa newyorkina, Heriberto Pichardo,  quien calificó el reconocimiento que le hicieron como un compromiso a seguir trabajando por Canca y Tamboril, tal  como lo ha venido haciendo, al tiempo que dijo confiar en el  buen uso que se dará a la ambulancia.

Terminado el acto hubo una breve celebración con la degustación de un buen vino, acompañado con un brindis de uvas, manzanas y otras frutas, así como de una apetecible picadura.

Luego se procedió a hacer un recorrido con la ambulancia por las calles de la comunidad y al toque de sirena la población fue saliendo de su casas para apreciar el majestuoso vehiculo, el cual se deslizó raudo y veloz  por los reconstruidos caminos de la comunidad  y fue dejando una estela de comentarios positivos que llenan de augurios el futuro de tan joven distrito municipal y de su nueva administración, manejada con pulcritud por un fiel defensor de los principios del profesor Juan Bosch .
Personalidades reconocidas,  mediante resolución de la Junta Distrital de Canca

Haward Phillips, Supervase del Town de Haverstraw, Iisdro Papo Cancel, , Ramón  López, y Héctor Soto,  concejales del Town de Haverstraw,  Angelo Minerili, supervisor de ambulancia, José Silverio, José Muñoz ,  José Ramón Guareño y Leo León , dirigentes comunales de Haverstraw, Heriberto Pichardo vice cónsul dominicano en Grecia, Ramón Soto, director del periódico el Sol de Nueva York y  Jorge Gavitiny

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios de los lectores no deben ser ofensivos a personas e instituciones,de lo contrario nos revervamos elderecho de su publicación o no