CODIGO T.V, MITOS Y LEYENDAS, NOTICIAS, REPORTAJES, CHICAS, KINCUTY Y PAVOLO, POLITICA

viernes, 13 de agosto de 2010

Fidel Castro con 84 años de edad, recuperado y en plena actividad

CODIGO 32
Estuvo sin aparecer muchos días, muchos meses... El líder de la Revolución cubana abandonaba el poder y se ocultaba detrás de una enfermedad aún hoy prácticamente desconocida para muchos. Pero hoy, cuando celebra sus 84 años, Fidel Castro, más delgado y con más canas, recupera 'a la vejez viruela' el hueco que antes ocupaba en la vida diaria de los cubanos.



Atrás han quedado sus cuatro años de convalecencia. Hace poco más de un mes volvió a mostrarse en público y, desde entonces, el ex presidente cubano ha aparecido prácticamente día sí, día no, ya sea en uniforme verde olivo o mangas de camisa, participando en coloquios, en entrevistas de televisión o incluso hablando ante el Parlamento, el sábado pasado.
"No hace mucho realmente ya libré las últimas batallas, para poder estar en las condiciones en que me encuentro hoy", dijo recientemente, al señalar que se encuentra "totalmente recuperado" de la enfermedad que lo llevó a dejar el poder en julio de 2006.
Y es que con esta declaración de intenciones y alejando de él toda sospecha de mal estado de salud, Fidel ha vuelto a una segunda juventud. La enfermedad que estos 4 años le ha mantenido como gato enjaulado fue la única que pudo con él. La única que supo como derrocarle. Pero tras el largo descanso del guerrero, Fidel regresa con la puesta a punto muy bien hecha.
Desde su regreso entre los cubanos, Fidel Castro ha evitado pronunciarse sobre temas domésticos o sobre la política llevada a cabo por su hermano Raúl, a quien entregó la presidencia de la isla. Sus intervenciones se han centrado en recuerdos de su lucha guerrillera, el medio ambiente y, sobre todo, el peligro de una guerra nuclear mundial iniciada por su eterno enemigo, el "imperio" Estados Unidos.
La guerra, a su parecer, podría estallar tan pronto como un buque norteamericano registre a un mercante iraní en cumplimiento con las sanciones contra Teherán aprobadas por el Consejo de Seguridad de la ONU. En tal caso, prevé el mismo fin del mundo.
"El orden actual establecido en el planeta no podrá perdurar, e inevitablemente se derrumbará de inmediato", afirmó Castro ante el Parlamento en La Habana, en una sesión extraordinaria solicitada por él mismo para tratar el tema, al que ha dedicado numerosos de sus artículos de opinión, conocidos como 'Reflexiones'.
'La victoria estratégica'

El ex jefe de Estado cubano centra sus esperanzas en una persona, Barack Obama, e insta a "persuadirlo" para que decida en contra de la guerra. "Un hombre tendrá que tomar la decisión en solitario: el presidente de Estados Unidos. Con seguridad, por sus múltiples ocupaciones, no se ha dado cuenta todavía, pero sus asesores sí empiezan a comprenderlo", afirma.
Por su cumpleaños, artistas cubanos celebran desde hoy y durante tres días una 'Jornada Artística con Fidel y por la Paz', con conciertos, recitales de poesía y lecturas de libros. "Responde al reclamo de Fidel de que debemos trabajar por detener la guerra nuclear, de que debemos trabajar por la paz", dijo el poeta Luis Morlote, presidente de la Asociación Hermanos Saíz, que agrupa a los artistas jóvenes de la isla.
Hoy, en el día del aniversario, actuarán 200 coros de niños repartidos por todo el país, mientras que el sábado se celebrará un concierto en la escalinata de la universidad de La Habana, donde Castro estudió Derecho y se inició en la política.
El cumpleaños del líder cubano, nacido el 13 de agosto de 1926 en la aldea oriental de Birán como el tercero de siete hermanos, coincide además con la llegada a las librerías de su primer tomo de memorias, 'La victoria estratégica', una obra de casi 900 páginas en la que narra su lucha armada contra el régimen de Fulgencio Batista.
En el libro escrito durante su convalecencia, se describe como un "rebelde" y dice que su "infancia y juventud" lo convirtieron en "revolucionario y combatiente". "No nací político, aunque desde muy niño observé hechos que, grabados en mi mente, me ayudaron a comprender las realidades del mundo", afirma en la introducción.
De la obra se han impreso 60.000 ejemplares. Fidel Castro dijo que ahora trabaja en un segundo tomo, que constituirá su principal ocupación después de las numerosas actividades en las que ha participado para hablar sobre la guerra. "Por ahora no tengo nada más que hacer. Creo que me sobra tiempo", bromeó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios de los lectores no deben ser ofensivos a personas e instituciones,de lo contrario nos revervamos elderecho de su publicación o no