CODIGO T.V, MITOS Y LEYENDAS, NOTICIAS, REPORTAJES, CHICAS, KINCUTY Y PAVOLO, POLITICA

jueves, 26 de agosto de 2010

El espía británico asesinado, ¿víctima de un amante celoso o un ajuste de cuentas?

CODIGO 32
El asesinato del espía británico Gareth Williams, cuyo cadáver apareció el lunes dentro de una bolsa de deportes en su residencia de Londres, sigue rodeado de misterio. ¿Fue víctima de un crimen pasional o de un ajuste de cuentas por haber robado secretos de estado?
La Policía baraja la hipótesis de que el espía, de 31 años, fuese apuñalado por un amante celoso, según informa el 'Daily Telegraph'. Williams había trabajado durante el último año en Londres para el servicio de espionaje, M16, pero iba a regresar a su puesto habitual como oficial de comunicaciones en el servicio de escuchas telefónicas del Gobierno británico (GCHQ), en Cheltenham, al sur de Inglaterra.

Su retorno podría haber sido el origen de una violenta discusión con su amante. Según asegura 'The Sun', el espía frecuentaba los ambientes gays de la capital londinense, se travestía en secreto y en su residencia se ha encontrado ropa de mujer.

Sin embargo, los agentes que trabajan en la investigación tampoco descartan que su asesinato esté relacionado con su trabajo como espía e intentan averiguar si robó secretos de estado. De esta forma, Williams podría haber sido asesinado por un espía extranjero.

El fallecido era especialista en códigos del servicio de inteligencia secretoy y a menudo se llevaba tareas a casa. Los servicios de seguridad temen que su asesino haya podido robarle material clasificado, sacado de un ordenador portátil o de un MP3, que luego se podría vender a países enemigos de Gran Bretaña.

El cuerpo de Williams fue encontrado este lunes pero llevaba dos semanas muerto, por lo que se encontraba en una avanzado estado de descomposición. La puerta de la residencia del espía en el lujoso barrio de Pimlico no fue forzada, lo que sugiere que el asesino era alguien de su entorno. Los agentes están examinando su teléfono móvil y las últimas llamadas que realizó. También estudian las imágenes recogidas por las cámaras de seguridad cercanas a la vivienda en la que el agente secreto residió durante el último año.

Williams murió apuñalado pero Scotland Yard investiga también si pudo haber sido estrangulado, asfixiado, drogado o envenenado, antes de que su cadáver fuese introducido dentro de la bolsa de deportes. De momento, las pesquisas se centran en su estilo de vida y se está intentando reconstruir sus últimos movimientos.

Los padres de Williams se encontraban de vacaciones en Gales y han regresado a Londres para identificar el cuerpo de su hijo. El tío del fallecido mostraba su estupefacción ante lo sucedido: "Ha sido un shock terrible cuando recibimos la llamada de teléfono. No podía creer que algo así sucediera".

La familia no ha podido dar pistas del motivo del asesinato y ha asegurado que Williams era un hombre modesto y tranquilo que nunca hablaba de su trabajo. El espía, graduado en matemáticas, era un gran aficionado al ciclismo.

Llevaba una vida tranquila en su residencia en Pimlico, cercana al cuartel general del M16. Uno de los temores es que la zona, donde residen numerosos trabajadores del servicio de espionaje, deje ahora de ser segura.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios de los lectores no deben ser ofensivos a personas e instituciones,de lo contrario nos revervamos elderecho de su publicación o no