CODIGO T.V, MITOS Y LEYENDAS, NOTICIAS, REPORTAJES, CHICAS, KINCUTY Y PAVOLO, POLITICA

sábado, 20 de febrero de 2010

Diatribas mediáticas de Hipólito y Miguel distraen al PRD

CODIGO 32
Solo se hablan por carta
Mientras el Partido de la Liberación Dominicana (PLD) concentra sus fuerzas en lograr una boleta que fortalezca a esa organización política para tratar de seguir en el poder del Estado, con una cuota mayor de cargos congresuales y municipales, los máximos dirigentes del Partido Revolucionario Dominicano (PRD), Miguel Vargas Maldonado e Hipólito Mejia, se encuentran enfrascados en una diatriba improductiva y sin sentido.
El conflicto mediático que en la actualidad protagonizan las dos principales figuras perredeístas surgió cuando el ex presidente de la República, Hipólito Mejía, advirtió que la boleta de su partido no era representativa y que era necesario revalidarla para que los candidatos a cargos congresuales y municipales fueran verdaderos representantes de las bases de la organización y del pueblo.
En tanto que el presidente del PRD, Miguel Vargas Maldonado, respondió a Mejía diciéndole que los candidatos que conforman la boleta del partido del jacho son la genuina representación de las bases de esa organización y esta en sintonía con la sociedad dominicana.
Miguel puntualizó que las decisiones adoptadas por la alta dirección de esa organización para conformar su boleta congresual y municipal es un reflejo de que en el país hay un nuevo PRD, una organización política que escucha a la gente y en el cual se ponen en práctica los valores y principios que se predican.
Pero, en otra declaración pública, Hipólito Mejia insistió en que el presidente del partido blanco no conoce a los verdaderos perredeístas y reafirmó que esa organización debe regularizar las candidaturas ante la Junta Central Electoral para no tener problemas Mejia dice que no tiene mala fé y que solo ha sugerido que se regularicen las candidaturas del PRD, las que fueron por consenso, como la de la doctora Milagros Ortiz Bosch y las que fueron por reservaciones, para que se hagan las cosas como manda la ley.
Esos pleitos improductivos están retrotrayendo al PRD a una discordia que el propio Miguel alega ya es cosa del pasado y que no caben en la organización moderna que afirma esta reconstruyendo en su gestión.
Esa pérdida de tiempo, en discusiones estériles, distrae el trabajo que debe realizar el PRD para fortalecer su boleta electoral, que aparenta muy débil frente a un PLD con casi todos los poderes en sus manos y con estrategias maquiavélicas que son implacables.
Para que no cojan al PRD asando batata, Hipólito y Miguel deben unificar criterios y trabajar juntos, porque de lo contrario perderán la mayoría de sindicaturas y diputaciones que tienen y en el 2012 no estarán en capacidad de competir y cualquier chivito del PLD le ganará las elecciones presidenciales de ese año.
http://diario55.net/?2/6653/

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios de los lectores no deben ser ofensivos a personas e instituciones,de lo contrario nos revervamos elderecho de su publicación o no