CODIGO T.V, MITOS Y LEYENDAS, NOTICIAS, REPORTAJES, CHICAS, KINCUTY Y PAVOLO, POLITICA

viernes, 10 de julio de 2009

Una idea mía ayudó a Juan Bo a ser Síndico de Tamboril

CODIGO 32

TAMBORIL._ Aunque no lo reconozca y cierre los ojos a la realidad, porque esta borracho de poder, Francisco Álvarez (Juan Bo) es síndico de este municipio por casualidad de la vida y porque una idea mía afloró en el momento indicado.


Ocurrió que previo a la campaña electoral del 2002 en el Partido Revolucionario Dominicano (PRD), en Tamboril, se produjo una grave crisis como consecuencia de las luchas intestinas entre los seguidores de Francisco Álvarez (Juan Bo), a la sazón regidor, y Flérido Perdomo, síndico de ese entonces.


Ambos luchaban por la nominación a síndico. Se produjo la convención interna y Juan Bo resultó ser el candidato electo del PRD para las elecciones municipales del 2002, pero Flérido alegó fraude, imposición y cuantos argumentos expuso.


La crisis estaba en pies y se produjo la división interna que llevó a Perdomo a salir del PRD para candidatearse por el Partido Revolucionario Independiente (PRI).


Flérido no se fue solo. Se llevó consigo al símbolo del Poder perredeísta en el municipio, el empresario Rafael Babi Caraballo, quien arrastró con él a Mario Abreu y a otros comerciantes. Babí también retiró su apoyo económico al PRD.


Como aún era síndico, Flérido se llevó al PRI a casi todos los empleados del cabildo y a dirigentes del PRD, entre los que se incluye a Dimas Demeza, lo que retó fuerzas a la candidatura de Juan Bo y la debilitó frente a su opositor Julio Rosario que era su contendor más fuerte en ese entonces.


Pero, por coincidencia de la vida yo estaba trabajando en la emisora Premium Informativo como director de prensa y encargado para el Cibao de la firma encuestadora Cabrera y Asociado, de José Cabrera (Dorín), principal estratega del presidente de la República, en esa ocasión, Hipólito Mejía.


Un miércoles por la tarde, en pleno fervor de la campaña electoral, el señor Cabrera me presentó los resultados de las encuestas realizadas por orden de Hipólito en los municipios del Cibao y me dijo ´´Arturo el PRD va a perder las elecciones en Navarrete, Licey al Medio y en Tamboril, tu pueblo, donde ganará la sindicatura el candidato reformista Julio Rosario…¿Qué tu crees que se puede hacer, en tu tierra?


Conocedor de la realidad existente en Tamboril no lo pensé dos veces y con mucha precisión le dije ´licenciado en Tamboril se gana fácil: Dígale a Hipólito que llame a Babí Caraballo, a José López, Mario Abréu, Sergio Santana y a otros empresarios que se sumen a la campaña de Juan Bo, el candidato de allá, y usted notará un cambio en el comportamiento electoral del municipio´´.


Así fue. Desde la misma oficina de Premium, en mi presencia, Dorín Cabrera llamó a Hipólito y le sugirió lo que yo le había dicho. El sábado, tres días después, Babí Caraballo, José López, Mario Abreu y otros empresarios que estaban disgustados con el PRD se lanzaron a las calles de Tamboril a repartir pollos, salami y otros productos a la gente pobre, en nombre de la candidatura de Juan Bo.


Tres semanas después volvimos a medir la preferencia electoral de Tamboril y Juan Bo estaba casi ´´caco con caco´´ con Julio Rosario y en otra medición posterior tenía una ventaja de 4 puntos. Al final ganó las elecciones y yo me gané un ascenso y un aumento de salario con Dorín, por el trabajo y la idea expresada. En Navarrete y Licey al Medio el PRD perdió y aún no ha recuperado esas plazas.


Un gigante político con Pies de Barro

En la actualidad el síndico de Tamboril es el mas popular, el de mayor ventajas para ganar una próxima contienda electoral, pero sin darse cuenta se ha convertido en un gigante político con pies de barro y con un delicado talón de Aquiles que no ha sido descubierto por sus opositores, porque ellos son miopes como consecuencia de su falso triunfalismo.


Juan Bo se ha convertido en ley, batuta y constitución del PRD en Tamboril, así como de la corporación edilicia, en la que todos somos accionista y se ha olvidado del voto sentimental y, al igual que el poderoso Aquiles, el síndico de Tamboril tiene sus debilidades, la cuales están ocultas bajo el manto del amiguismo, el agradecimiento y el clientelismo.


El Talón de Aquiles.

En la mitología griega Aquiles era hijo de la diosa Tetis, quien intentó hacerlo inmortal sumergiéndolo en el río Estigia. Sin embargo, al sumergirlo en el agua su madre lo sostuvo por el talón derecho, por lo que ese preciso punto de su cuerpo quedó vulnerable, siendo la única zona en la que Aquiles podía ser herido en batalla y morir.

Fue por eso que durante el asedio de Troya, batalla final de la guerra librada entre griegos y troyanos, Paris el hijo de Príamo, rey de Troya, conocía el secreto de Aquiles y aprovechó un descuido suyo, provocado por la ceguera del poder, y lo mató clavándole una flecha envenenada en el talón, que Aquiles llevaba descubierto.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios de los lectores no deben ser ofensivos a personas e instituciones,de lo contrario nos revervamos elderecho de su publicación o no