CODIGO T.V, MITOS Y LEYENDAS, NOTICIAS, REPORTAJES, CHICAS, KINCUTY Y PAVOLO, POLITICA

miércoles, 8 de julio de 2009

¿Quién mató a la anciana Ana Luisa Gil?

Tamboril, Rep.Dominicana.-Para conocer los culpables de la muerte de la anciana Ana Luisa Gil, de 85 años de edad, no hay que ir a un tribunal ni hacer experticios médicos porque ella falleció a consecuencia de los gases lacrimógenos de bombas lanzadas por agentes policiales al servicio del gobierno de turno que paga el pueblo.

La señora Ana Luisa Gil es una de las tantas víctimas que en todos movimientos de protesta busca la Policía Nacional para luego responsabilizar a los dirigentes comunitarios de los hechos negativos que resulten de las movilizaciones .

Por órdenes superiores los agentes policiales incentivan el desorden y se escudan en que lanzan bombas lacrimógenas y disparan con el objetivo de contener los disturbios ocasionados por grupos de manifestantes, pero en Tamboril no hubo disturbios durante la huelga de 24 horas que se desarrolló el martes pasado.

La señora falleció en el hospital público del municipio tras ser llevada en estado agónico, asfixiada por los gases de las bombas lanzadas por los agentes del desorden, en un barrio de gente humilde y trabajadora.

Además de la muerte de la anciana, durante las protestas, convocadas por el Frente Amplio de Lucha Popular (FALPO), en demanda de varias obras, también hubo un joven herido y al menos cinco personas fueron detenidas por la Policía.

El encargado de la inspectoría policial en Tamboril, conocido como el mayor Manzueta dijo que los agentes bajo su mando no lanzaron bombas lacrimógenas y culpa al FALPO de la muerte de la mujer.

Sin embargo el vocero de la Dirección Cibao Central de la Policía, con asiento en Santiago, coronel Jesús Cordero Paredes, informó a la prensa que agentes especializados, portando armas largas y gases lacrimógenos fueron enviadas a Tamboril para poner el orden.

En tanto que el vocero del FALPO, Víctor Bretón, dijo que la protesta se estaba desarrollando de forma pacífica y que los policías arremetieron contra la población y penetraron a los patios de las viviendas, disparando sus armas y detonando bombas lacrimógenas.

Los organizadores de la huelga exigen el cese de los apagones, suministro de agua potable, la reubicación de los damnificados de Carlos Díaz y el arreglo de calles y los caminos vecinales.

La jornada de lucha se ha producido por el incumplimiento del gobierno a esas demandas de la población, por lo que las consecuencias directa de los resultados de cualquier acto de protestas se deprende de la irresponsabilidad de las autoridades que hace caso omiso a las exigencias de los pueblos, a los que buscan en tiempo de elecciones.

Es por eso que los culpables de la muerte de la señora Ana Luisa Gil en Tamboril hay que buscarlo en las filas del gobierno y en su aparato represivo llamado Policía Nacional?


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios de los lectores no deben ser ofensivos a personas e instituciones,de lo contrario nos revervamos elderecho de su publicación o no